La rotura fibrilar

Una de las lesiones más comunes es la rotura fibrilar, especialmente en el mundo deportivo, ya que esta lesión es debida a un esfuerzo brusco o a un esfuerzo por encima de sus capacidades, en la que existen varios grados de gravedad: un primer grado donde no existe rotura, un segundo grado en el que se produce una parcial rotura de las fibras y un tercer grado en el que la rotura muscular es total.

La zona más afectada son las piernas como consecuencias de gestos explosivos o fuertes cambios de velocidad. Teniendo como músculos más afectados a esta lesión los gemelos, el sóleo, los isquiotibiales, los aductores o el recto anterior del cuádriceps.

Puedes reconocer esta lesión a través de estos síntomas:

  • Dolor intenso en el musculo y repentino.
  • Un posible hematoma causado por la rotura de los vasos sanguíneos.
  • En casos de mayor gravedad puede ocasionar bloqueos del movimiento a causa de la contracción.
  • En algunos casos este dolor tan intenso puede generar mareos o sudor frío.

Aunque es una lesión muy común, los factores que pueden favorecer el nacimiento de esta, son los siguientes:

  • El sedentarismo: ya que al no realizar ejercicio con continuidad el tejido del músculo se debilita.
  • Mala circulación: debido a la menor cantidad de oxígeno que llega al músculo.
  • Enfermedades metabólicas: por ejemplo, la diabetes.
  • Nutrición deficiente: que debilita y hace más frágiles los músculos.

Para poder prevenir esta rotura, la mejor manera es calentando adecuadamente antes de la práctica de cualquier ejercicio, sea del tipo que sea.

ROTURA FIBRILAR

Otros Artículos

No se han encontrado resultados.
Menú
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda? Pídeme cita
Háblame para resolver cualquier tipo de duda o para pedirme cita.